La fe de los Vencedores (II)


Continuamos nuestra serie "Mas que vencedores" en esta ocasión hablaremos de las costitución del ser humano, como veremos mas adelante si deseamos ser creyentes vencedores debemos conocer a Dios, pero también debemos conocernos a nosotros para poder llevar a cabo el propósito de Dios. Espero que este breve estudio sea de mucha bendición para ustedes, y que a la vez puedan comentar sus inquietudes sobre estos estudios.


La Constitución del ser humano


La Biblia nos dice que el hombre es un ser tripartito, constituido de: espíritu, alma y cuerpo (Gn. 2:7; 1 Ts. 5:23).



El Cuerpo

El cuerpo es la parte material, tangible y visible del ser del hombre, es el medio por el cual el ser humano interactúa con el mundo físico. Es importante tener en cuenta que el cuerpo y la carne son dos cosas diferentes, muchos cristianos cree que la carne y el cuerpo son la misma cosa, por ello cuando ayunan ellos dicen que lo hacen para torturar su carne, tal pensamiento es mas ascetísta que cristiano. La carne esta en nuestro cuerpo pues sea transmutado en él, pero no es el cuerpo. Esto es importante.




El Alma

La Palabra de Dios nos muestra categoricamente que el alma del hombre está compuesta de tres partes: la mente (Pr. 2:10; 19:2; 24:14; Sal. 139:14; 13:2; Lam. 3:20), la voluntad (Job. 7:15; 6:7; 1 Cr. 22:19) y las emociones (1 S. 18:1; Cnt. 1:7; Sal. 42:1; 2 S. 5:8; Sal. 107:18; Is. 61:10; Sal. 86:4). El alma es el "yo" del hombre, su personalidad recide en ella. A causa de la caída del hombre su alma se corrompio, de tal manera que Ef. 2:3 nos dice: "
En otro tiempo todos nosotros vivimos entre ellos en las pasiones de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de la mente; y por naturaleza éramos hijos de ira, como los demás". !Se da cuenta, por el pecado toda nuestra alma, cada parte de ella, estaba corrupta!




El Espíritu humano

El espíritu humano esta compuesta de tres partes o funciones: la conciencia (Ro. 9:1 cf. Ro. 8:16; 1 Co. 5:3; Sal. 51:10; 34:18), la comunión (Jn. 4:24; Ro. 1:9; 7:6) y la intuición (1 Co. 2:11; Mr. 2:8; 8:12; Jn. 11:33). El espíritu humano es el meollo del plan divino, es la única parte del mismo que puede tener contácto con Dios. Hebreos 4:12 nos indica que el espíritu del hombre esta dentro del alma, así como la médula osea se encuentra dentro del hueso. Así que para que el Espíritu en nuestro espíritu pueda fluir libremente en nuestro ser, saturandonos y transformandonos, necesitamos que el Señor en Su misericordia quebrante nuestra alma. A causa de la caída, nuestro espíritu fue amortesido, es decir, fue dejado en un estado de coma espíritual (Ef. 2:1).




El Corazón

El corazón psicológico (no el físico) no es una parte separada además del alma y del espíritu, sino una composición de todas las partes del alma y de la primera parte del espíritu. Consta de la mente (Gn. 6:5; Mt. 9:24; He. 4:12), la voluntad (Hch. 11:23; He. 4:12) y la emoción (Jn. 16:22, 6) más una parte del espíritu, la conciencia (He. 10:22; 1 Jn. 3:20). De toda cosa guardada debemos procurar guardar nuestro corazón, porque de él mana la vida (Pr. 4:23). Esto también es importante.



1 comentario:

Gracias por dejar tus comentarios. Que el Señor te bendiga!!!!