Cristo Amó a La Iglesia — William MacDonald.


La Palabra de Dios afirma que Cristo amó a la iglesia, y se dio por ella (Ef. 5:25). Esta verdad es mucho más que un mero dato histórico, y Cristo todavía ama a la iglesia. ¡Cuán grande es la verdad encerrada en ese versículo! Sin temor a equivocarnos, podemos decir que Cristo todavía ama a la iglesia, porque ella,, Su novia, es todavía objeto especial del amor divino. ¡Cuán grande es la verdad encerrada en este versículo! Y Cristo, en este gran amor, tiene un plan para Su iglesia. Hay que seguir el patrón, no inventarnos otro.



La iglesia no es un accesorio ni una mera opción entre muchas para el servicio cristiano, sino que es el plan y la voluntad de Dios durante la edad de la gracia. Los verdaderos discípulos del Señor aprecian a la iglesia como Cristo, esto es, la aman de modo sacrificial y se dan por ella. Este libro resume las grandes e inmutables verdades enunciadas en el Nuevo Testamento, acerca del carácter y la conducta de la iglesia.

Descargar Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.