Diccionario Expositivo de Palabras del AT y NT Exhaustivo (W. E. Vine).


El término exégesis corresponde a la palabra griega exegesis, que significa explicación, interpretación, y deriva del verbo exegeomai, dirigir, sacar fuera; por extensión, explicar, exponer, narrar. En este sentido se usa en Jn. 1:18: «Nadie ha visto jamás a Dios. Dios unigénito, el que está en el seno del Padre, Él lo ha dado a conocer» (exegesato), lo ha explicado (Lc. 24:35; Hch. 10:18; 15:15; 21:19). Muy a menudo, y por razón de su etimología, el término exégesis se toma como sinónimo de hermenéutica, del griego hermeneuo, que significa traducir (Jn. 1:42; 9:7; He. 7:2) y exponer (Lc. 24:27). El origen etimológico de hermeneuein y de sus derivados es discutido, pero parece conducir a raíces que significan hablar, decir, emparentadas a sermo y a verbum latinos.
     
Algunos autores contemporáneos (p. ej., Ebeling) engloban la exegesis y todo trabajo bíblico en general con la hermenéutica. Sin embargo, la mayoría de los autores distinguen en la práctica entre hermenéutica y exegesis, entendiendo por aquélla la búsqueda de la naturaleza y de los principios de una justa interpretación, cuya significación no tiene evidencia inmediata. Por exegesis se entiende la exposición y declaración de un libro o de un pasaje del mismo teniendo en cuenta los idiomas originales en que fue escrito, es decir, hebreo, arameo y griego. La hermenéutica es la ciencia (episteme) que señala las reglas que el exegeta debe tener en cuenta para interpretar rectamente un libro; la exegesis es el arte (texne) de aplicar las reglas de la hermenéutica, de utilizarlas como medio para conseguir su propio fin. Si la hermenéutica y la exegesis tienen por objeto los libros de la Biblia, reciben el calificativo de bíblica.





Leer y descargar Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.