Liderazgo Espiritual


Debemos entender, que, si somos llamados para un liderazgo dentro de una iglesia local, debemos de resistir cierta clase de ambición; como ejemplo, ganancias, posiciones, etc. Todavía hoy en día existe liderazgo cristiano que conduce al prestigio y a los privilegios por razones totalmente indignas y egoístas. También Jesús enseñó, que la ambición que se centra en el ego es mala. La palabra ‘ambición’ viene de una palabra latina que quiere decir: ‘hacer campaña para la promoción’. Pero también debemos reconocer que hay otras ambiciones que son nobles, dignas y honorables, y se nos muestran en los pasajes de la Biblia que proveen advertencias e incentivo para discernir las diferencias en ambas circunstancias, para que nuestra ambición sea eficaz en el servicio a Dios. 

Pablo nos insta a anhelar el trabajo de dirigir la iglesia, la obra más importante del mundo, cuando nuestros motivos son los correctos, este trabajo produce dividendos eternos. En Jeremías 45:5 el profeta dice que no condenaba toda ambición como pecado, sino que señalaba la motivación egoísta que hace de la ambición algo malo. Dios nos ha dado talentos a todos y por eso debemos sacarle provecho al máximo. También a sus discípulos (ambiciosos) Jesús les anunció una nueva norma de grandeza: ‘sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros primero será siervo de todos’ (Marcos 10:42-44).










No olvides suscribirte al canal de nuestros hermanos del Ministerio Torrentes de Vida (Mtv), darle clic al botón de la campanita para poder recibir las notificaciones de los vídeos que suben a diario, y, sobre todo compartir estos vídeos en las redes sociales. Muchas Gracias y Bendiciones.

No comments:

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.